El problema de la CHINCHE DE CAMA.. cada vez más invasivas..

La chinche de la cama es una plaga difícil de detectar y puede infectar cualquier lugar: oficinas, almacenes, hoteles, residencias o gimnasios, si bien, los establecimientos hoteleros y hospitales, donde hay una gran rotación de personas son, junto a las viviendas, los espacios más afectados. Este insecto puede alojarse en mobiliario importado o de segunda mano y viaja con los turistas en su ropa o equipaje.

Es importante revisar nuestro equipaje y lavar la ropa que llevemos en la maleta a 60 ºC, tanto limpia como sucia. La mejor forma de detectar si estamos ante una infestación de chinches es comprobar si tenemos pequeñas manchas y restos de sangre en las sábanas. Sus “escondites” favoritos son los colchones, maletas, camas, almohadas y ropa de cama, mesillas de noche, molduras, cabeceros, muebles, somieres, armarios, sofás y sillas, e incluso podemos encontrarlos en el cableado eléctrico, rodapiés, armarios, tapajuntas o puertas.

Las chinches (Cimex lectularius), que habían estado bajo control gracias al uso de DDT y otros insecticidas de larga duración, se han multiplicado hasta en 500% en la última década.

Para más información entra en www.anecpla.com