Chinche de Cama

 

Biología y hábitats

Las chinches de cama (Cimex lectularius) son insectos parásitos humanos. Se alimentan de sangre y pican normalmente de noche, principalmente en dormitorios y en cualquier época del año.

Se trata de insectos de metamorfosis incompleta. Esto implica varias cosas:

  • Las formas larvarias (ninfas) son morfológicamente muy similares (salvo en el tamaño) a los adultos.
  • Los chinches de cama presentan una característica morfología en forma acorazonada, son aplanados en sentido dorso-ventral y presentan un tamaño similar a una lenteja. Color: pardo-marrón amarillento.
  • Se reproducen por huevos, que las hembras depositan en grietas y otros refugios (costuras de colchones, somieres, anfractuosidades del mobiliario y ornamentos de dormitorios, etc…). Cada hembra puede poner cerca de 2 huevos /día, hasta un total de 200. El ciclo biológico completo (de huevo a hembra adulta ponedora) dura en condiciones ideales unas 4-9 semanas.

Se trata de insectos sorprendentemente resistentes. En condiciones de humedad favorable, pueden sobrevivir meses sin tomar alimentos y soportar las condiciones de viajes infestando maletas, mochilas, almacenamiento o transporte de muebles infestados, etc.

En la actualidad no existe evidencia científica de que transmitan enfermedades.

 

Diagnóstico

No siempre es fácil su detección. A menudo, el propietario de la vivienda afectada sólo se percata como consecuencia de incidentes repetidos de picaduras nocturnas. Estas picaduras:

  • Se producen de noche y en dormitorios.
  • Ocurren especialmente en zonas no vestidas (pies y manos si se duerme con pijama).
  • No se manifiestan por igual en todas las personas que viven en el domicilio.
  • El avistamiento directo del insecto no siempre es fácil, se esconden muy bien. No obstante, conviene considerar:
    • La presencia habitual de excrementos, que presentan un aspecto que recordaría el de “salpicaduras de tinta estilográfica negra”, que pueden detectarse sobre paredes, mobiliario, colchones, somieres, etc.
    • Cierto ” olor a chinche”, que resulta característico de los locales fuertemente infestados.

 

Prevención y control

Condicionada por su peculiar biología, la prevención frente los chinches de cama se basa fundamentalmente en:

  • Precaución respecto a viajes y equipajes. Bien que los hoteles, albergues, dispongan de servicios de prevención y control de plagas eficaces. Aconsejamos realizar una comprobación visual rápida.
  • En caso de picaduras, consultar inmediatamente a un profesional de plagas experimentado. No se aconseja en absoluto intentar solucionar este tipo de problemas por medios propios (insecticidas uso doméstico).
  • Evitar recoger mobiliario (especialmente el sospechoso de haber sido usado en dormitorios) de espacios públicos. En caso de duda consultar a profesionales de control de plagas.
  • No aplicar insecticidas directamente sobre ropas de cama o vestuario. Este tipo de materiales puede higienizarse eficazmente mediante lavado a alta temperatura.

Fuente: Madrid Salud.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *