control de plagas cucaracha

El aumento de las temperaturas favorece la expansión de plagas en los hogares.

El aumento de las temperaturas en la época estival, unido a las intensas lluvias del invierno pasado, ha favorecido la multiplicación de plagas en hogares, jardines y piscinas este verano, según informa la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA) en un comunicado.

Las consecuencias de la proliferación de estas epidemias son daños estructurales en las viviendas, averías, situaciones de peligro como cortocircuitos y problemas de salud al ser transmisoras de enfermedades como la salmonelosis, histoplasmosis, diarreas o fiebre.

Cucarachas, hormigas, ácaros, moscas, mosquitos, avispas, arañas, ratas, ratones, termitas y, desde hace unos años, las chinches de la cama son las plagas más comunes de esta época.

“Hay que tener en cuenta que la presencia aislada de estas especies no constituye de por sí una plaga; sin embargo, su capacidad de reproducción es tan rápida que debemos estar en alerta para saber si nuestro domicilio está siendo invadido”, añade.

Prevención de plagas

Para prevenir su aparición, ANECPLA recuerda la necesidad de mantener unas óptimas condiciones higiénicas y de acudir a una empresa especializada en control de plagas en caso de que sea necesario.

Aconsejan, además, eliminar fuentes de humedad y fuentes de alimento, colocar mosquiteras en las ventanas, mantener una ventilación adecuada para eliminar olores y conservar una temperatura no excesiva.

Para impedir que se asienten definitivamente en el hogar, sugieren la corrección de defectos estructurales que permiten la entrada de estas especies, como sumideros, grietas en las paredes y zócalos, puertas y ventanas que no cierran, pasos de conducciones mal sellados, desagües obstruidos…

“Cuando se diseña un edificio normalmente no se tiene en cuenta la amenaza que suponen las plagas urbanas…, las cucarachas y ratas pueden acceder a nuestros hogares o jardines a través de los sistemas de saneamiento o arquetas y los arbustos y vegetación alta pueden ser lugares de cobijo para muchas especies“.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *